Promover la Educación Previsional y aumentar la tasa de cotización al menos en 5 puntos y con cargo al empleador

_MG_3504En medio del debate sobre la necesidad de generar una reforma previsional que apunte a mejorar las pensiones de los chilenos, la Asociación Interamericana de Periodistas de Economía y Finanzas, Capítulo Chileno (AIPEF), junto a AFP Capital desarrollaron  el seminario “Sistema de Pensiones: lo que no puedes dejar de saber”, instancia de capacitación para estudiantes de periodismo que están realizando su práctica profesional en medios de comunicación.

En el encuentro, el Superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, insistió en el llamado de la Presidenta Michelle Bachelet a realizar un gran pacto nacional para introducir cambios al sistema de pensiones chileno. “Necesitamos un acuerdo donde participen el Estado, los empleadores, los actores del sistema de pensiones y, por supuesto, los cotizantes”, indicó el regulador.

El seminario también contó con la participación del  gerente general de la Asociación de AFP (AAFP), Fernando Larraín, y del gerente general de AFP Capital, Eduardo Vildósola, quienes describieron el funcionamiento del sistema, sus principales características y actores, y dieron su visión de qué se debe hacer para lograr mejores pensiones en el corto plazo.

Los panelistas coincidieron en que dos medidas fundamentales para lograr este objetivo son mayor educación previsional y aumentar la tasa de cotización, lo que debiera ser de cargo del empleador.

“Existe un amplio consenso respecto a la urgencia de que los chilenos logren acceder a  mejores pensiones, y es uno de los grandes desafíos que tenemos como país”, señaló Vildósola.

FACTORES QUE IMPACTAN EN LAS PENSIONES

Chile tiene una baja tasa de cotización obligatoria (12,3% incluyendo el seguro de invalidez y sobrevivencia) versus el 18% de contribución promedio de países de la OCDE (Italia, 33%; Suiza, 26% y Finlandia, 25%), a lo que se suma que la edad de jubilación está entre las más bajas del mundo, y las expectativas de vida aumentan progresivamente. Asimismo un mercado laboral precario impacta en  densidad de cotización, que en el caso de las mujeres alcanza el 52,6%, solo la mitad de su vida laboral, de acuerdo a lo explicado por los expositores.

Lo anterior incide en que la tasa de reemplazo (monto de la pensión versus el salario de la vida activa) resulte en promedio del 40% (52% para los hombres y 29% para las mujeres). “La situación es especialmente dramática en el caso de las mujeres y de los independientes, quienes representan casi el 20% de la fuerza laboral”, comentó Macías.

Otro factor que está afectando las pensiones, y que se complejizará en el futuro, es la rentabilidad, que tiende a la baja en el mundo entero.

LOS CAMBIOS NECESARIOS

Desde la AAFP, Fernando Larraín señaló que el Estado chileno invierte hoy solo el 3,2% del PIB en pensiones, mientras que el promedio OCDE está en 7,9% (Austria gasta 13,2%; España, 10,5% y Reino Unido, 6,7%). La cifra del 3,2% se desglosa en 0,7% para un millón 300 mil personas que reciben pensión del Pilar Solidario; en 0,9% para 176.000 beneficiarios de las Fuerzas Armadas y 1,6% para 650 mil jubilados del antiguo sistema.

Al analizar los cambios que hay que introducir para mejorar las pensiones, Eduardo Vildósola destacó la normativa que entrará en vigencia en noviembre de 2017, y que permitirá a las administradoras de fondos de pensiones realizar inversiones en activos alternativos. Además, Vildósola remarcó que “implementar los cambios paramétricos necesarios, como el aumento paulatino del porcentaje de cotización y la edad de pensión de hombres y mujeres, nos parece fundamental. Mientras más nos demoremos, más tarde será para las pensiones de los chilenos”.

 

 

 

 

También te podría gustar...